Tarsa

Sector de actividad
Otros servicios
Año de fundación
1998
Localización
Elche/Elx
WEB
tarsa.es/
Redes Sociales
Facebook
Twitter

En 1998, unos jóvenes periodistas tuvieron la ilusión de crear una empresa de relaciones públicas. El sueño se hizo realidad con TARSA.
Tarsa somos una empresa de relaciones públicas y comunicación pionera en la provincia de Alicante. Hace 20 años nadie había oído hablar en la provincia de lo que eran las relaciones públicas. Hoy en día no entenderíamos un plan de negocio que no contemple estrategias de relaciones públicas y comunicación.
A lo largo de estos años en los que Tarsa lleva desarrollando su labor profesional en el sector de las relaciones públicas han sido numerosos clientes y trabajadores los que han formado parte de nuestra historia. Con cada uno de ellos hemos ido creciendo en experiencia y saber hacer.

" ‘Nos encanta que las cosas salgan bien’"
Empresa candidata a

Premio Mejor Pyme

- ¿Qué son las relaciones públicas?
Cuando hace 20 años comenzamos nuestra andadura en el mundo empresarial tuvimos que contestar a esta pregunta cientos de veces. Y todavía hoy en día hay dudas. Pero sí que podemos afirmar que hemos puesto las relaciones públicas en el mapa provincial. Cuando una empresa se acerca a nosotros y nos cuenta su necesidad, las soluciones más eficaces pasan por un plan estratégico de relaciones públicas y comunicación. La relación entre públicos y la comunicación eficaz son nuestra razón de ser.

- Confianza del cliente en Tarsa
Nuestra mayor satisfacción es saber que nuestros clientes confían en nosotros, así nos lo demuestran. Con la mayoría de ellos llevamos trabajando más de 6 años y con algunos ¡hasta 15! Este es el verdadero motor que nos mueve. Saber que el cliente quiere que seamos nosotros los que le asesoremos, que estemos cerca de ellos. La personalización de cada estrategia hace que se sientan únicos, porque para nosotros lo son.
Centenares de clientes de todos los sectores productivos han confiado en nosotros en estos 20 años. Y estamos muy agradecidos.
Como la cartera de clientes, la plantilla (13 personas) es sólida, muy experimentada, y se ha mantenido o ha ido creciendo desde nuestros orígenes, a pesar de la coyuntura económica, que ha obligado a muchas empresas del sector de la comunicación a cerrar o reducir drásticamente su capacidad.

Nuestros esfuerzos siempre van dirigidos a lograr que nuestro cliente triunfe en su ámbito. Por ética empresarial nunca trabajamos al mismo tiempo con dos empresas o marcas que puedan ser competencia en el mercado. Esto nos ha llevado a decir no a interesantes cuentas, pero velamos por nuestro cliente y nos sentimos parte de su proyecto. Creemos que cada uno es especial y le dedicamos el tiempo y estrategias que necesita. La personalización es la clave, cada cliente es único y así lo sentimos.


- Compromiso con la sociedad, comprometida con el entorno
Somos conscientes de que la buena salud de nuestra sociedad depende de las empresas y de cada uno de nosotros. Desde Tarsa aportamos nuestro granito de arena colaborando desinteresadamente con diversas instituciones para que su mensaje llegue a mayor número de personas. Nuestro compromiso está también ligado al cuidado del medioambiente. Tenemos establecidas medidas de gestión de los residuos y gracias al entorno digital el consumo de papel ha descendido enormemente. Además, en cada uno de los congresos y eventos que desarrollamos presentamos al cliente la propuesta: ‘cómo hacer que tu congreso/evento sea más sostenible’.


- Búsqueda constante de la excelencia
En cada uno de nuestros proyectos buscamos crecer más y mejor. Trabajamos para conseguir la calidad total y continua en cada acción. Nuestros clientes se merecen este esfuerzo que hacemos.
Y como todo esfuerzo tiene su recompensa, también nos sentimos orgullosos de los premios y distinciones que a lo largo de nuestra trayectoria empresarial hemos logrado: dos premios EventoPlus, un Alce y desde 2012 distinguidos por el sistema nacional de calidad SICTED (calidad en destinos) en nuestra división de congresos.

- Evolución
Tarsa ha ido evolucionando a lo largo de su historia. Fuimos de las primeras empresas que incorporaron las redes sociales a su estrategia de comunicación, de lo cual se beneficiaron también nuestros clientes. La transformación digital, de la que tanto se habla ahora, ya la estamos haciendo desde 1998 (aunque no lo sabíamos).
La formación es un pilar que no puede faltar y lo fomentamos para crear un entorno actualizado y adaptado a las circunstancias. Por ello, seguimos formándonos continuamente en todos los campos en los que estamos involucrados.


- Equipo Tarsa
En estos momentos somos trece personas las que formamos el equipo Tarsa. Algunas de ellas pertenecen a la empresa desde los inicios. Entre nosotros - y lo aseguran los que nos conocen - hablamos de la familia Tarsa. Y es que durante estos 20 años nos sentimos orgullosos de las personas que han estado y están con nosotros. La convivencia no siempre es fácil y más en un entorno tan cambiante como el actual, pero el respeto constante entre todos y la complicidad en el trabajo han hecho posible esa cohesión. Todo esto unido a la profesionalidad e implicación en cada proyecto conseguimos que el éxito de nuestros clientes sea nuestra satisfacción.

- Igualdad y conciliación de la vida familiar y laboral
En Tarsa la igualdad ha formado siempre parte de nosotros. No hemos tenido que hacer grandes esfuerzos por conseguirlo, nos sale de manera natural.
A lo largo de este tiempo, desde que iniciamos nuestra andadura en 1998, hemos ido adaptando los horarios según las necesidades tanto de los clientes, como de los trabajadores. El horario continuado para poder conciliar mejor con la vida familiar se puso en marcha en Tarsa mucho antes de que se hablara de ello en la calle. Si trabajamos felices, los resultados son mejores.


- Hacia el futuro
Somos una empresa comprometida con el entorno, tanto en el ámbito social como medioambiental. En nuestro día a día, así como en los proyectos que desarrollamos, luchamos por la sostenibilidad. Con gestos sencillos como el reciclaje y las recomendaciones en los eventos queremos conseguir que se difunda cómo ser un poco más respetuosos con el medioambiente.

La innovación en los procesos y los avances constantes en las TIC son nuestros aliados. Entendemos que el esfuerzo para alcanzar la transformación digital es fundamental y que hay que hacerlo de forma constante y a lo largo del tiempo. Ahí estamos, apostando desde nuestros inicios por el entorno digital. Y ahí seguiremos.

Premio Mejor trayectoria empresarial

- ¿Qué son las relaciones públicas?
Cuando hace 20 años comenzamos nuestra andadura en el mundo empresarial tuvimos que contestar a esta pregunta cientos de veces. Y todavía hoy en día hay dudas. Pero sí que podemos afirmar que hemos puesto las relaciones públicas en el mapa provincial. Cuando una empresa se acerca a nosotros y nos cuenta su necesidad, las soluciones más eficaces pasan por un plan estratégico de relaciones públicas y comunicación. La relación entre públicos y la comunicación eficaz son nuestra razón de ser.

- Confianza del cliente en Tarsa
Nuestra mayor satisfacción es saber que nuestros clientes confían en nosotros, así nos lo demuestran. Con la mayoría de ellos llevamos trabajando más de 6 años y con algunos ¡hasta 15! Este es el verdadero motor que nos mueve. Saber que el cliente quiere que seamos nosotros los que le asesoremos, que estemos cerca de ellos. La personalización de cada estrategia hace que se sientan únicos, porque para nosotros lo son.
Centenares de clientes de todos los sectores productivos han confiado en nosotros en estos 20 años. Y estamos muy agradecidos.
Como la cartera de clientes, la plantilla (13 personas) es sólida, muy experimentada, y se ha mantenido o ha ido creciendo desde nuestros orígenes, a pesar de la coyuntura económica, que ha obligado a muchas empresas del sector de la comunicación a cerrar o reducir drásticamente su capacidad.

Nuestros esfuerzos siempre van dirigidos a lograr que nuestro cliente triunfe en su ámbito. Por ética empresarial nunca trabajamos al mismo tiempo con dos empresas o marcas que puedan ser competencia en el mercado. Esto nos ha llevado a decir no a interesantes cuentas, pero velamos por nuestro cliente y nos sentimos parte de su proyecto. Creemos que cada uno es especial y le dedicamos el tiempo y estrategias que necesita. La personalización es la clave, cada cliente es único y así lo sentimos.


- Compromiso con la sociedad, comprometida con el entorno
Somos conscientes de que la buena salud de nuestra sociedad depende de las empresas y de cada uno de nosotros. Desde Tarsa aportamos nuestro granito de arena colaborando desinteresadamente con diversas instituciones para que su mensaje llegue a mayor número de personas. Nuestro compromiso está también ligado al cuidado del medioambiente. Tenemos establecidas medidas de gestión de los residuos y gracias al entorno digital el consumo de papel ha descendido enormemente. Además, en cada uno de los congresos y eventos que desarrollamos presentamos al cliente la propuesta: ‘cómo hacer que tu congreso/evento sea más sostenible’.


- Búsqueda constante de la excelencia
En cada uno de nuestros proyectos buscamos crecer más y mejor. Trabajamos para conseguir la calidad total y continua en cada acción. Nuestros clientes se merecen este esfuerzo que hacemos.
Y como todo esfuerzo tiene su recompensa, también nos sentimos orgullosos de los premios y distinciones que a lo largo de nuestra trayectoria empresarial hemos logrado: dos premios EventoPlus, un Alce y desde 2012 distinguidos por el sistema nacional de calidad SICTED (calidad en destinos) en nuestra división de congresos.

- Evolución
Tarsa ha ido evolucionando a lo largo de su historia. Fuimos de las primeras empresas que incorporaron las redes sociales a su estrategia de comunicación, de lo cual se beneficiaron también nuestros clientes. La transformación digital, de la que tanto se habla ahora, ya la estamos haciendo desde 1998 (aunque no lo sabíamos).
La formación es un pilar que no puede faltar y lo fomentamos para crear un entorno actualizado y adaptado a las circunstancias. Por ello, seguimos formándonos continuamente en todos los campos en los que estamos involucrados.


- Equipo Tarsa
En estos momentos somos trece personas las que formamos el equipo Tarsa. Algunas de ellas pertenecen a la empresa desde los inicios. Entre nosotros - y lo aseguran los que nos conocen - hablamos de la familia Tarsa. Y es que durante estos 20 años nos sentimos orgullosos de las personas que han estado y están con nosotros. La convivencia no siempre es fácil y más en un entorno tan cambiante como el actual, pero el respeto constante entre todos y la complicidad en el trabajo han hecho posible esa cohesión. Todo esto unido a la profesionalidad e implicación en cada proyecto conseguimos que el éxito de nuestros clientes sea nuestra satisfacción.

- Igualdad y conciliación de la vida familiar y laboral
En Tarsa la igualdad ha formado siempre parte de nosotros. No hemos tenido que hacer grandes esfuerzos por conseguirlo, nos sale de manera natural.
A lo largo de este tiempo, desde que iniciamos nuestra andadura en 1998, hemos ido adaptando los horarios según las necesidades tanto de los clientes, como de los trabajadores. El horario continuado para poder conciliar mejor con la vida familiar se puso en marcha en Tarsa mucho antes de que se hablara de ello en la calle. Si trabajamos felices, los resultados son mejores.


- Hacia el futuro
Somos una empresa comprometida con el entorno, tanto en el ámbito social como medioambiental. En nuestro día a día, así como en los proyectos que desarrollamos, luchamos por la sostenibilidad. Con gestos sencillos como el reciclaje y las recomendaciones en los eventos queremos conseguir que se difunda cómo ser un poco más respetuosos con el medioambiente.

La innovación en los procesos y los avances constantes en las TIC son nuestros aliados. Entendemos que el esfuerzo para alcanzar la transformación digital es fundamental y que hay que hacerlo de forma constante y a lo largo del tiempo. Ahí estamos, apostando desde nuestros inicios por el entorno digital. Y ahí seguiremos.